Volver

14 enero 2011

Un mesa malagueño

El nuevo Montespejo tiene unas cualidades que le sitúan entre uno de los vinos blancos de mesa malagueños más interesantes por el buen comportamiento
de las dos variedades de uva. Es un tipo de vino afrutado que le hace ser un buen acompañante de nuestra cocina marinera, en especial del pescado frito.
La apuesta del grupo Hojiblanca por este vino hay que tenerla en cuenta, ya que no es fácil encontrar vinos blancos jóvenes de mesa en nuestra
denominación que no tengan un final dulzón.

Fuente: Diario Sur

Anterior: Más de 10.000 temporeros inician la vendimia en Málaga Siguiente: El cuadro que decora la botella Montespejo Cornate

Política de cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies técnicas propias y cookies analíticas de terceros. Al continuar navegando por el sitio está aceptando el uso de las cookies mencionadas.